El Ateneo de Sevilla ha querido homenajear a la Macarena con una carroza dedicada a la hermandad de San Gil en su 425 aniversario fundacional que se celebrará en 2020.

En la parte baja de la carroza, de izquierda a derecha, una recreación de la desaparecida iglesia de San Basilio; junto con la parroquia de San Gil, escoltan a cada lado a la Basílica de la Macarena; reflejando algunas de las sede destacadas de esta hermandad a lo largo de su historia. Como hilo conductor, las murallas almorávides de la Macarena y, como centro, la actual sede de la hermandad; eje físico de esta devoción universal. En la parte superior, el mítico arco servirá como centro de la carroza que estará decorada con las míticas mariquillas que el torero Joselito el Gallo regaló a la Virgen. Además, a este adorno acompañan unas perlas a modos de cuentas que simbolizan la devoción a la Virgen del Rosario, fundamental en la larga historia de esta hermandad. Como complementos, el escudo de la hermandad y la reseña del 425 aniversario, lucirán rodeados de una corona de espinas y una alusión a la túnica regionalista que Juan Manuel Rodríguez Ojeda bordó para el Señor de la Sentencia en 1910.