Tras el Heraldo disfrutaremos de la presencia de más huestes beduinas, estos personajes de chilaba simpáticos y animados que hacen las delicias de los niños con su espontaneidad, su ritmo y sus regalitos.

Cierra el cortejo del Heraldo un año más la banda de música que viene de Arahal, Nuestra Señora de la Victoria.