Esta mitológica carroza nos enseña el famoso monte griego con sus construcciones clásicas y coronado con el más famoso de los templos helenos.

Un gran Pegaso, el caballo alado, marca el paso de la composición.