Un vehículo especial de los Bomberos de Sevilla cierra la cabalgata y deja paso a los operarios de Lipasam que al paso de la misma van preparando la ciudad para que luzca como se merece.