Representación del cuento de Cenicienta, ejemplo de historia infantil con un final en el que la protagonista acaba siendo feliz y comiendo perdices con su amado. El reloj que da las horas y hará que todo vuelva a la realidad, la carroza calabaza y otros elementos del cuento decoran la composición.